home Industria Pobreza energética y acciones para combatirla

Pobreza energética y acciones para combatirla

La pobreza no sólo es falta de recursos y obtener los requerimientos mínimos de una vida digna. También falta revisar la pobreza energética.

El hambre, la malnutrición, el acceso limitado a la educación o a otros servicios básicos como la luz, el gas o el agua son otras situaciones con las que se suelen enfrentar los grupos vulnerables.

La falta de acceso a la luz y el gas es lo que se denomina por los expertos como pobreza energética.

Según un informe de la ONU, 1.200 millones de personas en el mundo no tienen acceso a la electricidad y un 38% de la población cuenta con un acceso limitado a las condiciones adecuadas de un espacio para preparar sus alimentos.

El nivel de reconocimiento de la pobreza energética como problemática de entidad propia ha aumentado, especialmente entre administraciones de nivel estatal y municipal.

La pobreza energética se entiende, según los expertos, como la consecuencia de una condición de pobreza, en la cual un hogar no recibe una cantidad adecuada de servicios energéticos.

Empresas en España ya realizan acciones contra la pobreza energética

En España, la preocupación por la protección de los hogares en situación vulnerable cada vez es mayor. Además, de acuerdo con el estudio de la Asociación de Ciencias Ambientales, 4.2 millones de personas declaraban verse con dificultades para el pago de las facturas del hogar, incluyendo las de la energía doméstica.

Ante esta problemática y el impacto que tiene sobre los sectores en desventaja de la sociedad, una empresa de gas puso en marcha a principios de este año en España un paquete de medidas destinadas a mejorar la gestión de los clientes vulnerables, así como reforzar la colaboración y comunicación con organizaciones de la sociedad civil y los Servicios Sociales de España.

Conoce el tema de Rosa Yamel Fuentes – “Rosa Yamel Fuentes y las amenazas que recibe

La compañía, que ha desarrollado desde siempre proyectos y acciones en el marco de su política proactiva de combate a las consecuencias de la vulnerabilidad, es la primera energética española en impulsar un plan específico para combatir esta situación.

El plan de acción que propone la entidad energética, a grandes rasgos, comprende un paquete de más de veinte medidas, que tienen como primer objetivo reforzar y formalizar la gestión de los clientes vulnerables y ayudar a los servicios sociales en su labor, para lo cual se invertirán anualmente 4.5 millones de euros.

Los objetivos del programa buscan sistematizar aquellos procesos que permitan mejorar el intercambio de información con las administraciones locales, así como mejorar la gestión con los clientes que se ven con dificultades en su vida diaria y mejorar la comunicación con los ayuntamientos.


Más información de la industria energética en el sitio de Rosa Yamel Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *